Federico Vasilchik se despidió de la gente de Ferro de Pico, como se lo merecía: junto a sus compañeros y abrazado por el cálido reconocimiento del público durante el frío mediodía del domingo.

El “Rusito”, que días atrás arregló su incorporación al plantel profesional de Nueva Chicago, para afrontar la próxima temporada de la “B” Nacional, ingresó el domingo al campo de juego junto al plantel Verde, en los instantes previos al choque con Sportivo Independiente por la quinta fecha del Torneo Clausura de la Liga Pampeana de Fútbol. El hincha Verde lo recibió de pie y con aplausos, al hijo de la casa tuvo su premio a tanto trabajo, a tanta humildad, pero también a tanto crecimiento futbolístico que mostró en el último tiempo.

Rodeado por las tribunas del Coloso de Barrio Talleres, el “nueve” se cubrió de aplausos y de afecto, con la esperanza de poder también gritar sus goles, con la casa del Torito de Mataderos.

Deja un comentario