El goleador piquense Federico Vasilchik, radicado desde hace tres meses y medio en la ciudad de Sliema (Malta), ve con preocupación las consecuencias que puede traer la pandemia de Coronavirus a esa pequeña isla, que está ubicada en el medio del Mediterráneo y debajo de Italia, uno de los países que tiene mayor cantidad de infectados y de víctimas fatales en el mundo. Llegó el 15 de diciembre para integrarse al Sliema Wanderers FC, donde jugó cinco partidos y marcó un gol. Tiene contrato hasta junio, y la posibilidad de renovar el vínculo por una temporada más.

En diálogo con LA CHUECA, el futbolista surgido de la cantera de Ferro Carril Oeste de Pico, contó que desde hace dos semanas, el fútbol quedó suspendido, como otras tantas actividades.

“Estoy jugando en la categoría más alta del fútbol maltes. Me vine el 15 de diciembre con un contrato hasta junio, y con una opción de poder extender el contrato, por una temporada más. Hasta el momento vengo bien, porque de los siete partidos posibles, jugué cinco (estuvo afuera en los restantes por lesión) y tuve la suerte de marcar un gol. Después pasó todo esto y se frenó el fútbol hace 15 días”, dijo.

El “Rusito”, que comparte equipo con el argentino Juan Cruz Gil (ex Talleres de Córdoba, entre otros equipos), contó que la reanudación del torneo está prevista para el 10 de abril, sin embargo, “se va a alargar un poco más”.

Como está suspendido el torneo, también lo están las prácticas. Sin embargo, los jugadores se arreglan de manera individual, dado que si bien se busca evitar la concentración de gente, se permite circular por las calles.

“A la mañana salimos a correr, cada uno por su cuenta, con el plan de entrenamiento que nos dio el preparador físico. También hacemos una parte, cada uno en su casa, pero no es lo mismo porque no tenes lo elementos necesarios”, agregó.

Coronavirus en Malta.

Malta se ubica al sur de Italia, el cual es uno de los países más afectados por la pandemia actual. Sin embargo, hasta el momento “la situación es muy diferente a lo que pasa en Italia”.

En este sentido, el delantero piquense que el año pasado tuvo un paso por Nueva Chicago (Primera Nacional del fútbol argentino) señaló que “si bien hay infectados, el gobierno tomó medidas para cerrar los negocios” y de esta manera, “solo están abiertos los supermercados y las farmacias”. Pese a ello, “la gente puede andar en la calle”, aunque el gobierno recomienda (no prohíbe) evitar la circulación.

“Se puede andar en la calle, y no te va a parar la policía para pedirte explicaciones. Está tranquilo el tema, pero siempre mirando lo que pasó en Italia y España. Hay cerca de 130 infectados, pero la gente tiene mucho miedo porque el país es muy chico y temen a que se contagien muy rápido”, indicó.

Por último, el piquense marcó que pese a que no existe la prohibición de circular, las personas “no salen prácticamente a la calle”. Los negocios permanecen cerrados, excepto farmacias y supermercados, donde al ingresar, al cliente le hacen desinfectarse las manos y le toman la fiebre.

Fuente: La Arena.

Deja un comentario